Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo

JESÚS, EL MAESTRO AYER, HOY Y SIEMPRE
La espiritualidad del Paulino comunicador

Actas del Seminario internacional sobre "Jesús, el Maestro"
(Ariccia, 14-24 de octubre de 1996)

Documento del Gobierno General
a conclusión del Seminario Internacional
sobre "Jesús, el Maestro"

 

0. INTRODUCCIÓN

0.1. Seminario bajo el signo de Cristo Maestro

El VI Capítulo general (1992) estableció: "El Gobierno general promueva un Seminario sobre "Jesús, el Maestro", desarrollando las correspondientes implicaciones en la espiritualidad del Paulino comunicador" (Actas y Documentos, p. 65). Esta indicación explicitaba la 1ª Prioridad, que comprometía la Congregación a "plasmar vitalmente al Paulino como hombre de comunicación, a ejemplo del Apóstol Pablo, orientando su formación hacia la misión específica, en la escucha asidua al Dios comunicador, Palabra y Eucaristía, dentro de la historia y en la fidelidad dinámica a la espiritualidad heredada del Fundador" (Ib.).

El Capítulo trazaba de este modo las coordinadas del Seminario: el Paulino comunicador tiene como modelo al Apóstol Pablo; vive y actúa en comunicación con Dios, Palabra y Eucaristía, y en comunicación con los hombres de la historia; está animado por una espiritualidad misionera, que realiza la indisolubilidad de los dos máximos mandamientos: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente; amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mt 22,37.39). En cuanto bautizado, el Paulino acoge la enseñanza de Cristo que indica en el amor a Dios y al prójimo los dos mandamientos de los que "penden la Ley entera y los Profetas" (Mt 22,40); en cuanto consagrado para la misión de evangelizar con los modernos medios de la comunicación, el Paulino debe vivir una síntesis armónica entre la comunión con Dios (espiritualidad) y el amor al prójimo (misión).       (Sumario)

0.2. Una herencia que desarrollar

La fidelidad al Fundador no puede ser sino dinámica. Ella requiere ante todo una investigación documentada, un estudio atento y una profunda asimilación de cuanto el P. Alberione vivió y transmitió mediante el título y la "devoción" de "Cristo Maestro Camino, Verdad y Vida". Se trata, en efecto, de la herencia medular del carisma paulino, del que es necesario tomar conciencia con gratitud: "Seamos reconocidos a la Providencia de Dios que nos ha concedido la inmensa riqueza de entender mejor a Jesucristo. Aceptemos lo que es de obligación, lo que constituye el espíritu, el alma del Instituto: es decir, vivir la devoción a Jesús Maestro Camino, Verdad y Vida. [...] Y bien, el querer de Dios, el adquirir verdaderamente el espíritu paulino consiste en esto, que es el alma de la Congregación. [...] No es una bonita expresión, no es un consejo: es la sustancia de la Congregación; es ser o no ser Paulinos" (PrDM 72-73).

El P. Alberione precisa el sentido de "devoción" a Cristo Maestro: "Tal devoción no se reduce a la simple oración o a unos cantos, sino que abarca toda la persona. [...] Nuestra devoción al Maestro Divino debe aprenderse para luego aplicarla al trabajo espiritual, al estudio, al apostolado y a toda la vida religiosa. [...] Se es Paulinos en la medida en que se vive de este espíritu y en este espíritu" (Ib., 80).

En la "devoción" a Cristo Maestro Camino, Verdad y Vida, el P. Alberione indica, pues, la "sustancia de la Congregación" y lo específico del "espíritu paulino".

La fidelidad dinámica a la espiritualidad heredada del Fundador exige consiguientemente a los Paulinos, de toda época histórica, que el conocimiento y la puesta en práctica del pasado se integren con la apertura a las necesidades del presente. La actualización de la espiritualidad se injerta en la más vasta fidelidad creativa que abarca todos los aspectos del carisma. El mismo P. Alberione habla de esta evolución en términos de "puesta al día" (aggiornamento): "La puesta al día consiste en hacer revivir todo el espíritu de los Fundadores y los principios y reglas de las Constituciones, pero al mismo tiempo en considerar las necesidades y las circunstancias de hoy, para hacer las aplicaciones e interpretaciones necesarias" (San Paolo, nov. 1950).

La fidelidad dinámica es, por tanto, la versión actual de la puesta al día descrita por el P. Alberione: un conocimiento vivo del pasado que produce una adecuada creatividad en el presente con vistas al futuro. (Sumario)

Sigue el la parte 1°

Regrese al Sumario

Jesús Maestro Home Page (spanish) | Presentación | Siglas
Introducción | Propuestas para la animacción

Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo